Hacia una nueva energía

Las Reacciones Nucleares de Baja Energía (en inglés Low Energy Nuclear Reactions o LENR), conocidas popularmente bajo el nombre “Fusión Fría”, han sido consideradas desde hace mucho como el santo grial de la producción de energía sostenible, y, finalmente, se han hecho realidad con la aparición en escena de la tecnología E-Cat (Energy Catalyzer o Catalizador de Energía).

La fuente energética proviene de la fusión del níquel y del hidrógeno, que produce cobre, y la densidad energética producida en la reacción, a comparación de cualquier otro proceso de combustión existente hoy en día, es mayor en un factor de 100,000 o más . Con esto cambia el juego. Nos brinda una verdadera energía verde, limpia y sin emisiones tóxicas de carbono. El e-cat produce energía sobre unidad, con una necesidad energética muy baja y es mucho más barata, en su funcionamiento, que cualquier otra tecnología que haya en el mercado.

El combustible de níquel o de hidrógeno son baratos y solo se utilizan cantidades muy pequeñas. La densidad energética es tan grande que los módulos del e-cat solo necesitan re-abastecimiento 2 veces al año con un coste ínfimo. El e-cat produce, por el momento, un coeficiente de rendimiento energético de 6 a 1 (digamos que eso es: meto una unidad de electricidad y saco 6 de calor, donde siempre ha sido 1 a 1, para que nos entendamos), lo cual, no ha sido conseguido por ninguna tecnología actual. Para que os hagáis una idea de lo poderosa que puede ser esta tecnología, su densidad energética es 100,000 veces la del crudo… 1 litro de Ni-H es el equivalente de 2,000,000 de litros de petróleo… 1 barril de combustible de Ni-H tiene la misma energía que un súper tanque de petróleo.

Cero emisiones de dióxido de carbono, cero ruido, cero radiación y cero toxinas de cualquier tipo. Además de ser poderosa y eficiente, la tecnología es completamente segura. No usa materiales radioactivos, no produce desechos nucleares, no emite radioactividad al medioambiente, ni genera polución. A diferencia de los reactores nucleares convencionales, el núcleo del reactor del e-cat no puede entrar en fusión.

La Fusión Fría ha sido tildada como “la fuente ideal de energía”: no emite polución, el combustible es inexhaustible, es potencialmente miles de veces más barato que la energía convencional y es compacto. Compacto significa que la densidad energética es muy elevada… gramo a gramo, la densidad energética es como un millón de veces mejor que la del petróleo, el carbón o cualquier otro combustible químico.

E-Cat ya se está ganando la reputación de ser tanto económicamente atractivo como la más novedosa maquina “verde” sobre el planeta.

Por otro lado, el etanol como combustible, reduce la emisiones nocivas hasta en un 92%!!! Pero es conocido el problema de que, al proceder de un origen químico, aka petróleo, o de un origen biológico.. el maíz o la caña de azúcar (que genera transporte y movimiento de productos para la alimentación al mercado de la locomoción), su extracción genera emisiones de dióxido de carbono y por lo tanto no ha sido, para nada!, un combustible tan verde.. hasta ahora…

El Solanol, es el nombre comercial de un etanol muy especial. Proviene de un proceso 100% verde y por lo tanto se convierte en uno de los procesos más avanzados y novedosos para la locomoción en este planeta… pero este no es su único beneficio.

El etanol Solanol se obtiene utilizando agua y una fuente de CO2 (dióxido de carbono)… mediante esta tecnología, nuestros generadores Hidroxy, que funcionan con electricidad renovable, ya sea solar, geotérmica, eólica, etc.., separan el hidrógeno del oxígeno mediante un nuevo proceso de hidrólisis mucho más eficiente que los actuales, para más tarde utilizar el dióxido de carbono (CO2), que convertirán en monóxido de carbono (CO) y mediante la hidrogenación (con el hidrógeno recogido y altas presiones) reconvertirán en C2H6O o etanol 😉

Pero, ¿de donde viene el CO2?… eso es lo bueno, puesto que viene de la propia industria!! o de fuentes de CO2 naturales, como el metano, que favorecen igualmente al efecto invernadero. Con nuestro proceso, estamos “secuestrando” dióxido de carbono que ya no llegará a la atmósfera, beneficiando enormemente al medio ambiente. Nuestra fuente de agua puede provenir de cualquier medio, ya sea esta del grifo del mar o de una fuente sin filtrar, puesto que hoy en día los procesos de filtrado y osmosis inversa son baratos y eficientes, y por lo tanto, añaden un gasto muy pequeño al proceso.

Otro de los beneficios, es que como producto residual obtenemos oxígeno puro, que proviene del agua (H2O) y del dióxido de carbono (CO2) que hemos convertido en monóxido de carbono (CO) y que podemos vender, por ejemplo, a plantas que utilicen como fuente de potencia el carbón, puesto que podrán realizar un proceso denominado “quemado de oxígeno puro”, mediante el cual su proceso quemado es más eficiente que utilizando aire, que además de oxígeno contiene altas cantidades de nitrógeno y otros gases e impurezas. Pero los beneficios no se acaban ahí, como segundo subproducto, obtenemos óxido de hierro, que es utilizado como método de “secuestro” de CO2 utilizando como vehículo a las algas. También se conoce como Fertilización Oceánica, puesto que es sabido que a las algas les encanta el hierro y cuanto más tienen a su abasto, más crecen sus colonias y, paralelamente, más CO2 “secuestran” de la atmósfera.

Con esta tecnología, se utiliza un combustible que reduce hasta un 92% las emisiones nocivas a la atmósfera y que no necesita de una nueva infraestructura, puesto que funciona en los automóviles convencionales. Y todo el proceso de obtención del combustible es 100% verde!! Como regalo final, a parte de ayudar al planeta haciendo que el CO2 de la industria no llegue a nuestros pulmones y a la atmósfera, el proceso nos ofrece 2 productos derivados, el oxígeno y el óxido de hierro, con lo que favorecemos en gran medida a que industrias puedan volverse verdes, cumpliendo con los requisitos de Kyoto, y al “secuestro” de dióxido de carbono de la atmósfera, favoreciendo por partida doble al medioambiente… en lugar de como sucede a día de hoy con toda la industria del, nombrado, “bio”-combustible.

El Imploder es otra tecnología revolucionaria que nos permite ahorrar agua mientras conseguimos unas cosechas más abundantes en el mismo tiempo de cultivo. La tecnología utiliza la implosión hidrodinámica y magnética para devolverle al agua su componente rotatorio natural y de ese modo reducir el tamaño de las agrupaciones moleculares de agua para que, de ese modo, puedan penetrar mejor en cualquier célula.. el concepto lo podréis entender mejor con la siguiente imagen, en la que podéis observar como debido a el estancamiento antinatural del agua y su fluir por conductos con angulaciones construidas por el hombre, las moléculas de agua se apelmazan, con la ayuda de impurezas y del propio estancamiento, siendo su tamaño excesivo para la reducida apertura que existe en la membrana celular. El Imploder le devuelve su componente de giro natural al agua desapelmazándola y de ese modo permitiendo que la misma cantidad de agua pueda penetrar por las pequeñas aberturas, nutriendo así a la célula mucho mejor.

El Imploder esta indicado para la agricultura, para el consumo humano, para obtener una mejor calidad del hielo (para el consumo o para el ocio, como en pistas de patinaje) o para la industria termal, puesto que la implosión hidrodinámica en conjunción con la magnética generan que el agua goce de una congelación más homogénea, más libre de roturas e imperfecciones, y de una mayor tensión de superficie, que le proporciona un tacto más sedoso al agua y es ideal para balnearios, piscinas, parques acuáticos, etc…

Las tecnologías de las que acabo de hablar son totalmente operativas.. se puede invertir en ellas y se beneficiaría a nuestra sociedad enormemente… pero la última tecnología de la que os voy a hablar, todo y no estar todavía disponible todavía en el mercado, promete ser el avance más increíble de la historia de nuestra ciencia.

Nassim haramein ha estructurado un nueva teoría unificada de campos en la que nos describe la estructura y las dinámicas de lo que constituye el 99,99999999999% de lo que vemos ahí fuera… el espacio.. el vacío. Según la ciencia, el vacío no está vacío.. está lleno de energía… infinitamente lleno de energía. Y debido a esta “infinitez”, infinitamente molesta, los científicos decidieron renormalizarla (según Haramein lo que nos intentan hacer a todos en la escuela.. con mayor o menor éxito evidentemente ;).. decidieron darle un valor finito a la infinitez y con ese cálculo, Nassim ha re-elaborado toda una teoría que completa las ecuaciones de campo de Einstein, dándole a su primer resultado, la condición de Schwardzchild o de un agujero negro, todas sus dinámicas de rotación, coriolis y demás efectos giroscópicos, dados en cualquier sistema, que evidentemente varían las nociones de lo que comprendíamos como realidad, ampliándola a una realidad, en la que todos los objetos gozan de serlo, gracias, a los agujeros negros.. o pozos de atracción y creación, de infinitud de tamaños, que sujetan en su sitio y crean, todo lo que existe, desde un átomo, a un ser humano, a un planeta, una estrella, una galaxia o, seguramente, al propio universo.. puesto que, por lo que parece, todo pinta como una misma imagen fractal autorrecurrente, aprendiendo y experimentándose a si misma…

Acabo de intentar comprimir toooda su extensísima teoría en un párrafo… pero para que me entendáis, lo que parece haber hallado este personaje, es la estructura y las dinámicas de movimiento y funcionamiento, de lo que, para nuestra ciencia, parece contener una cantidad infinita de energía… el vacío.. el espacio.. y gracias e ello, ha comprendido, finalmente, al gran evadido de la ecuación… la gravedad. La gravedad no es más que la fuerza de atracción que generan los agujeros negros presentes en cualquier sistema… llamemos a este sistema un átomo, una persona, un planeta, una estrella, o una galaxia, que, a la vez que generan una fuerza de atracción para mantener al sistema en su sitio, como para cualquier acción hay una igual u opuesta reacción, también generan toda la energía a la que posteriormente llamamos materia y podemos ver a simple vista y experimentar con nuestros sentidos.

Gracias a haber comprendido toda esta dinámica de funcionamiento, Nassim cree que en pocos años podremos disfrutar del acceso a una cantidad de energía antes desconocida para el hombre y a medios de transporte que en vez de consumir un planeta hasta su muerte, puedan servirse de una fuerza como la de la gravedad (que no se acaba) para su funcionamiento. Según él, es cuando podremos despegar de la superficie del planeta y convertirnos en una raza galáctica… y según parece, no queda mucho para eso.

En la conferencia que daré el 9 de marzo en Cognos 2013 “Hacia una Nueva Energía”, ampliaré con todo lujo de detalles toda la teoría de Nassim Haramein, dado que las otras tecnologías serán expuestas, en su mayor parte, por los ponentes Bill Donovan y Dan Winter. Espero veros ahí!!!!!!!

Más información relacionadada en:
www.ecat.com
www.ecoglobalfuels.com
www.imploder-tec.com
www.addsworld.net

Fuente: http://www.r-evolucio.org/

Anuncios

~ por ezenagual en 21 junio 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: